Todas las entradas de: Turo

El profesor que estaba en mi contra

Durante mis últimos años de colegio tuve un profesor de educación física que tenía “estilo militar” para impartir sus lecciones. Y es que era del tipo de personas que parecen disfrutar de hacer sufrir a los demás. Pero realmente no era sufrimiento lo que buscaba, sino más bien que siempre exigía más de cada uno de sus alumnos.

Por la pasión que le tenía a su trabajo y a su deseo de ver como las demás personas luchan por superarse hacía sentir a cada uno que lo presionaba más que a los demás. Y es que ¿por qué me pide a mí que haga 10 flexiones más si mis otros compañeros no han llegado ni a la mitad de las que yo llevo? Por qué me grita diciendo que aún me quedan 10 segundos para completar el minuto, que no debo bajar el ritmo…

Con el paso de las lecciones y el incremento en la dificultad de las pruebas dejaba de presionar a los que llegaban a cierto tope y no daban muestras de progreso. A estos, afortunados, les venía a bien esa actitud. A los que aún presionaba sentían que el profesor estaba en su contra y que por esta razón les exigía más, para darles notas más bajas…

A los que no presionaba realmente no eran los afortunados, y los presionados no eran las víctimas, es muy distinto. A los que todavía, después de muchas clases seguía presionando, era en quienes aún creía, por los que tenía esperanza y sabía que podían llegar más lejos, escalar más alto.

Cuando una persona nos presiona es porque cree en nosotros, es porque ve más potencial del que hemos mostrado, es quien desea estar en primera fila para vernos alcanzar la gloria. Por eso si dejan de presionarte, si dejan de pedirte más de tu esfuerzo, si se pierde la pasión por lo que haces es que realmente ya no creen en tí.

Valora a quienes esperan más de tí y date a tí mismo y a los demás la oportunidad de ver todo lo que tu potencial puede alcanzar.

Marcar diferencia

El otro día durante el trabajo se acercó mi amigo Jeff a preguntarme a que hora íbamos a almorzar y además me mostró una página que me pareció bastante interesante http://www.playingforchange.com Playing For Change, paz a través de la música.

Playing for change es un movimiento que busca unir a las personas utilizando la música. Basándose en el hecho de que la música puede sobrepasar fronteras y eliminar barreras; barreras políticas, sociales e ideológicas.

Para lograrlo, crearon algo que llaman “estudio de grabación movil” equipado con todo lo necesario para hacer grabaciones con la misma calidad que la haría un estudio de grabación profesional. Así van a todas partes donde los lleve la música. Crean adaptaciones de canciones populares conocidas por muchos a partir de la interpretación de músicos de distintas partes del mundo, cada uno de ellos interpretando la canción en su barrio por decirlo de alguna forma, algunos son músicos de la calle por ejemplo entonces sus interpretaciones las realizan ahí mismo, en su escenario habitual.

Ideas como estas promueven cambios, unen a las personas y sobre todo, marcan diferencia

Para entender mejor la idea lo más sencillo es verlo por uno mismo.

La página de la fundación es www.playingforchange.org y desde ahí pueden verse los aportes que esta organización hace para retribuir el apoyo que han recibo con su proyecto.

Todos los episodios pueden verse en http://www.playingforchange.com/episodes espero que lo disfruten…

Café café

En tardes frías de lluvia, ó inclusive durante el verano, disfruto mucho de una buena tasa de café. Especialmente con buena compañía, surgen toda clase de conversaciones de temas variados. Ultimas noticias, acontecimientos del día, graciosas anécdotas y en especial proyectos o metas que uno desea cumplir.

En este espacio, mi propio blog :), lo quiero dedicar especialmente a esas ideas y sueños que me planteo y que poco a poco voy llevando a cabo. Espero compartir algunas de mis aficiones y todas las enseñanzas obtenidas en el proceso.

Me ha tomado algún tiempo preparar el blog, principalmente por el servidor. Con algo de trabajo, buenas dosis de ideas y mucha, pero mucha cafeína iré dándole vida al sitio que empiezo a construir con la ayuda de ustedes, mis amables lectores.